imagen del contenido

Viernes Santo 1989

El Viernes Santo es día de recogimiento en toda Andalucía, música y silencio, la muerte del Cristo y el dolor de su madre se abren camino entre los feligreses.

Reproducir
Información

Viernes Santo 1989

Uno de los pueblos almerienses donde más arraigada está la celebración de la Semana Santa es Huercal Overa. La procesión del Viernes Santo es la más antigua de la población, mezcla de la tradición murciana, sevillana y malagueña. La Iglesia de Santiago de Almería concentra el interés de la ciudad la noche del Viernes Santo, la Cofradía de la Soledad pasea a la Virgen de los Dolores por sus calles. Dos pasos del Viernes Santo en Martos (Jaén) son portados por costaleras, el de María Magdalena y el de la Dolorosa. En Higuera de Arjona los vecinos participan en una subasta para alzar a la Virgen de los Dolores el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección. Diecinueve pasos y más de 2.000 personas participan en la procesión general de la Semana Santa de Úbeda (Jaén) formando un desfile de escenas de con una duración de más de dos horas. En Córdoba uno de los momentos cumbres del Santo Sepulcro es su paso por la Mezquita Catedral, una de las escenas más emotivas de la liturgia cristiana. Es el día también del Cristo de las Clemencias y la Virgen de los Dolores. Los oficios del Viernes Santo en Cartaya (Huelva) tiene una concurrencia especial de feligreses por su particular naturaleza. En Huelva capital concluye el desfile procesional con el Sagrado Descendimiento y la Cofradía del Santo Entierro. En Antequera (Málaga) dos cofradías salen en Viernes Santo, la de la Paz y la del Socorro, compuestas cada una por tres pasos. Cuando los pasos corren cuesta arriba se vive uno de los momentos más singulares de la celebración antequerana conocido como “la vega”. Larga y negra noche la del Viernes Santo en Málaga. Es el día con más tronos en sus calles correspondientes a ocho hermandades: Descendimiento, Angustias, Sagrada Mortaja, Redención, Soledad, Piedad, Dolores y Santo Sepulcro (el trono más antiguo de cuantos se procesionan en Málaga). Con la representación de la Venta del Señor por Judas comenzó en Almuñécar (Granada) la procesión del Viernes Santo. El acto culminó cuando el Cristo bendijo el campo, la mar y el pueblo. Los empleados de Renfe mantienen en Granada la Cofradía del Cristo de la Buena Muerta y Nuestra Señora del Amor y del Trabajo. La tarde del Viernes Santo desfila el Santo Sepulcro cuyo trono es imponente. Vuelve a las calles granadinas la Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Paz y Cofradía del Santísimo Cristo de los Favores y María Santísima de la Misericordia. Es la única procesión en la que los dos pasos son portados a costal. Las populares “chías”, las tres Marías hirientes y los Santos Varones son algunas de las características de la Hermandad de la Soledad y Descendimiento del Señor. La Cofradía del Cristo de la Expiración y María Santísima del Mayor Dolor brinda un momento muy emocionante cuando ambas imágenes cruzan el antiguo puente sobre el Genil. Dicen que una mujer jerezana en cumplimento de una promesa donó parte de su pelo al Santísimo Cristo de la Expiración de Jerez de la Frontera (Cádiz), que luce desde entonces melena natural. Esta Hermandad, como cada Viernes Santo, vuelve a salir de la Ermita de San Telmo. También la Hermandad del Santo Entierro y Nuestra Señora de la Piedad recorre las calles de la ciudad. En Cádiz la jornada está marcada por la música y el silencio que abren y cierran el día, con la interpretación de “Las siete palabras” de Haydn y la música fúnebre que acompaña al Cristo de Buena Muerte en medio del silencio gaditano. La Sagrada Mortaja recorre las calles de Sevilla y lo hace también La Carretería -la primera del Viernes Santo en Cruzar la Catedral-. Algunas horas después tras la Soledad, El Cachorro, La O y San Isidoro, la procesión de Montserrat. En la Puerta del Sol de Madrid en Semana Santa también se cantan saetas al ritmo que marcan los pasos. La procesión del Silencio en la noche del Viernes Santo recorre el corazón de la capital. En L´Hospitalet de Llobregat desfila la única procesión laica que existe, la Cofradía 15 + 1 sale a la calle con seis imágenes no bendecidas. Al otro lado de la ciudad tiene lugar la procesión más esperada y multitudinaria de Cataluña organizada por la Real Hermandad Nazarenos Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima Macarena.