imagen del contenido

La historia de las dos catedrales de Cádiz

Cádiz es de las pocas ciudades de España que tiene la suerte de tener dos catedrales, las conocidas como vieja y nueva.

Reproducir
Información

La historia de las dos catedrales de Cádiz

Cádiz es de las pocas ciudades de España que tiene la suerte de tener dos catedrales, las conocidas como vieja y nueva. La catedral vieja se construyó durante el mandato de Alfonso X "El Sabio" en el siglo XIII. Y aunque no es muy monumental, puede pasar casi desapercibida a pie de calle, durante casi 6 siglos fue el principal templo de la ciudad. La prosperidad de la Tacita de Plata debido al comercio con América - hay que tener en cuenta que en esta época Cádiz vivió su época dorada - llevó a la construcción de la catedral nueva. Las obras comenzaron en 1722 y en 1838 fue consagrada y abrió sus puertas este imponente edificio barroco justo al lado del mar. Precisamente su cercanía a la costa hace que su cripta, uno de sus valores más preciados, esté por debajo del mar y que sus 16 tipos de piedra se vean muy afectados por la sal del agua que la golpea a diario debido al viento. Los restos de personalidades gaditanas ilustres como Manuel de Falla o José María Pemán yacen en este templo que se avista desde casi cualquier punto de la ciudad.