imagen del contenido

¿Por qué es único el Puente Nuevo de Ronda, hito de la arquitectura y la ingeniería?

Desmontamos los lugares más característicos de la malagueña Ronda: su mundialmente conocida plaza de toros, su Puente Nuevo y sus historias de bandoleros y posadas.

Reproducir
Información

¿Por qué es único el Puente Nuevo de Ronda, hito de la arquitectura y la ingeniería?

Desmontando Andalucía admira en esta nueva entrega, el capítulo 3, algunos de los centros históricos más curiosos y monumentales de la geografía andaluza. Descubrimos los secretos de Ronda, Málaga, que con su tajo es una de las imágenes más icónicas de nuestra comunidad. Nos detenemos en el Puente Nuevo de Ronda. Une la zona histórica con la moderna, salvando el tajo, un garganta excavada por el río Guadalevín. El actual puente no es el primero. El primero se construyó en 1735, derrumbándose seis años después y cobrándose la vida de 50 personas. Tenía un solo arco bastante más alto que el actual. El Puente Nuevo tiene un arco más pequeño, de unos 15 metros de altura y unos pilares de 100 metros, lo equivalente a 30 plantas de un edificio. Se inauguró en 1793. Se necesitaron 42 años para su construcción. Ha sido el puente más alto del mundo hasta 1893, cuando le superó el puente de la Caille, en Francia. Fue un hito para la arquitectura y la ingeniería. Lo hace único porque en esa época no se hacían puentes de ese calibre, fue una construcción maciza como el tajo y se utilizó la propia piedra del barranco. Y del hito arquitectónico al hito político. Profundizamos lo que significó la Asamblea de Ronda. Fue la primera asamblea regionalista andaluza, donde se acordó la adopción de lo que Blas Infante llamó las insignias de Andalucía: la bandera y el escudo de Andalucía. Seguimos nuestra ruta y visitamos la Plaza de Toros de Ronda, un emblema de la tauromaquia y la arquitectura. Se conserva igual desde que se inauguró en 1785. Sí se trasladó la fachada principal. Nos lo explica en el video, el bibliotecario Juan Antonio Moreno. Además, durante la Guerra Civil, la plaza fue refugio para los heridos. Terminamos este paseo desde el Mirador de Ronda para detenernos en la figura de los bandoleros porque Ronda era un sitio estratégico, ya que era cruce de caminos a Gibraltar. Conocemos cuál fue el último bandolero de la zona y cómo vivían. Lo que nos lleva a conocer cómo eran las posadas hace dos siglos.