imagen del contenido

Blanca del Rey, José Cortés 'Pansequito' y el bailaor Javier Barón

Blanca del Rey, Premio Nacional de Flamenco, en su tablao el Corral de la Morería, uno de los más famosos del mundo, donde debutaron grandes artistas como Antonio Gades.

Reproducir
Información

Blanca del Rey, José Cortés 'Pansequito' y el bailaor Javier Barón

'Flamenko', el programa de Canal Sur Televisión que nos muestra la riqueza y la pasión de esta expresión artística, comienza con la cita inspiradora de Rafael Guillén: "Si muere la guitarra, enterradla en el río, para que la toque el agua". Comenzamos con la Romería del Beato Ceferino en la Puebla de Cazalla, donde descubrimos la historia del primer gitano beatificado por la Iglesia Católica. También visitamos Alcalá de Guadaira, en Sevilla, y conocemos la casa natal de Javier Barón, un talentoso bailaor que ha sido galardonado con el II Giraldillo del Baile en la Bienal de Flamenco. Además, nos maravillamos con la trayectoria de Toni 'El Pelao', quien debutó a los 12 años en el tablao Zambra y ganó el Premio Nacional de Danza. En otra parte del programa, entrevistamos a Pedro Ricardo Miño, un pianista flamenco de renombre cuyo primer disco 'Piano con Duende' cautivó a todos en 2004. También exploramos la vida y obra de Diego del Gastor, conocido por su toque 'a cuerda pelá', y nos unimos a la reunión del cante en el Puerto, donde presenciamos el debut de la talentosa cantaora Soledad 'La del Cepillo', acompañada por su familia y el folclorista Luis Suárez. Por último, nos dejamos envolver por el impactante ballet flamenco de la bailaora Blanca del Rey, galardonada con el Premio Nacional de Flamenco y el prestigioso Premio Calle de Alcalá. Blanca, quien transmite su pasión por el baile a lo largo de toda una vida dedicada a la danza, se vistió por primera vez con su bata de cola a los seis años y se convirtió en profesional a los 12. Como directora artística del renombrado Corral de la Morería, ha protagonizado obras memorables como 'Los Tarantos' o 'La vida breve', dejando una huella imborrable en la historia del flamenco con su coreografía de la "Soleá del mantón".