imagen del contenido

El entierro flamenco de María Jiménez

Sevilla despide a María Jiménez en coche de caballos y a ritmo de palmas

Reproducir
Información

El entierro flamenco de María Jiménez

Más de 30.000 personas pasaron por la capilla ardiente de la artista y una multitud siguió el cortejo fúnebre hasta el cementerio de Sevilla. María Jiménez ha conseguido lo que quería: que el día de su funeral tuviera el color, la luz y los sonidos de un día festivo. Tocando las palmas recibieron en Triana (Sevilla) la llegada del cortejo fúnebre con sus restos . La artista paseó, por última vez, en coche tirado por caballos, por el barrio que la vio nacer. Era su deseo: Así quería María Jiménez que fuera su funeral y así se volcó la ciudad para darle el último adiós.