imagen del contenido

María Jiménez, una vida arrolladora

Trayectoria profesional y personal de la vida de la cantante sevillana

Reproducir
Información

María Jiménez, una vida arrolladora

“Un espíritu indomable, una personalidad arrolladora, una mujer fuerte y valiente” así la describió su propio hijo, Alejandro Jiménez. María Jiménez falleció en el barrio de Triana, donde nació en 1950 en el seno de una familia muy humilde. Comenzó a ganarse la vida como limpiadora y a los 15 años emprendió su carrera artística con el nombre de María la Pipa. Creó la Fundación María Jiménez para luchar contra la violencia hacia la mujer, de la que ella misma había sido víctima. No fue su único compromiso más allá del artístico. En lo político, también en los años 80, María Jiménez se implicó en la gira del ex presidente Rafael Escuredo en favor de la autonomía plena para Andalucía.