imagen del contenido

Los Compadres aprenden a hacer croché con un grupo de mujeres de Bubión

Alberto y Alfonso logran paz al fin, gracias a un mágico grupo de mujeres que se reúne en torno al croché.

Reproducir
Información

Los Compadres aprenden a hacer croché con un grupo de mujeres de Bubión

Tras su odisea en la montaña, los compadres continúan buscando tranquilidad y más detalles de la historia del niño Osel, reencarnación del Lama Yeshe. Pensando en todo eso a su llegada a Bubión, se encuentran con un grupo de mujeres que, sentadas en corro, hacen croché alrededor de una mesa presidida por un gran bizcocho llamado torta en lata. Alfonso y Alberto no pueden resistirse y se unen a ellas disfrutando de uno de los pocos momentos de relax de su viaje. Las vecinas les cuentan que hace años que se reúnen de esta manera para hacer ganchillo, merendar, charlas y tener un rato para ellas. A los compadres les entusiasma el plan e intentan aprender croché con ellas, que les enseñan con toda la paciencia del mundo. Además les narran viejas leyendas de la zona sobre princesas moriscas y habitaciones encantadas, cuestión que a Alberto no le hace mucha gracia. Y para rematar el día, estas mujeres maravillosas de Bubión les proponen quedarse a dormir en una casa del pueblo del siglo XVI, por lo que además esa noche duermen en cama. ¡Que bien se lo montan los compadres!